CAPRI

El asiento salvaescaleras Capri es la ayuda ideal para no renunciar a la autonomía y a la libertad de movimiento en casa. Para ello, el salvaescaleras Capri se adapta al tipo de escalera de tu casa y a tus exigencias.
Las escaleras no son un problema, sino un recurso de la casa que hay que saber valorizar y enriquecer para los ancianos.

Subir y bajar las escaleras cómodamente sentados, en perfectas condiciones de seguridad y de confort, con un salvaescaleras práctico y fácil de usar, es la solución que te propone Vimec, siempre atenta las necesidades de la familia y de las personas que, ya en la tercera edad, no quieren privarse de su autonomía.

Necesidades

La silla para subir las escaleras, o asiento salvaescaleras, se convierte en un instrumento idóneo para aquellos que, por causas de discapacitación o incapacitación, que puede incluso ser parcial o temporal, buscan asistencia o una casa a su medida y quieren sentirse personas libres en su propia casa.

Capri es el asiento salvaescaleras idóneo para escaleras de tipo curvo (es decir: aquellas en que la guía sobre la que discurre está curvada, ya sea para afrontar varios tramos de escaleras, con rellanos intermedios, o para ofrecer un aparcamiento simple y que ocupe poco espacio, en el caso de un solo tramo).

Vimec Capri es una solución de gran personalidad: es el asiento cómodo, seguro y estéticamente hermoso, que responde a las exigencias de quien lo utiliza a diario.

Respuesta

Facilidad de uso
Subida y bajada: una palanca de mando situada en el apoyabrazos permite desplazamientos cómodos y automáticos.
Los mandos de cada piso son inalámbricos y pueden utilizarse para situar la servoescalera en la posición que se prefiera, o para llamarla al piso.

Seguridad y confort
Con la servoescalera de asiento Capri podrás desplazarte con toda libertad, gracias a diversas soluciones de protección personal.

La plataforma apoyapiés, en material anti-deslizante, está dotada de bordes de seguridad, que garantizan al modelo Capri la parada en caso de obstáculos en el recorrido.
En el piso de llegada, el asiento puede girarse, para así facilitar al máximo un desembargue cómodo y seguro; el arranque con incremento de velocidad y la llegada suave son absolutamente agradables para cualquier persona.
Entre los colores del asiento y de la guía, puedes elegir los más adecuados a la estética de tu decoración.

Gran flexibilidad y mínimo tamaño
Ningún problema de espacio en la escalera: el asiento se reduce a una unidad plegable, y un simple gesto permite recoger la plataforma, el asiento y los apoyabrazos.

Instalación simple
El asiento salvaescaleras Capri ha sido diseñado y construido para adaptarse lo mejor posible a tu escalera: por eso es fácil de montar y reduce al mínimo las obras de instalación; el asiento se monta normalmente en tan solo unas horas, en un solo día, sin obras de albañilería.

Como Elegir

El folleto de presentación te permitirá conocer el asiento salvaescaleras Capri, en vanguardia por la seguridad de la persona, el confort y la armonía estética con tus escaleras.

Sólo Vimec puede ofrece una experiencia de más de treinta años y más de 90.000 equipos diseñados y fabricados.

Detalle del Producto

Mando de movimiento: es un Joystick ergonómico: un simple gesto te permite accionar el asiento Vimec Capri.

El Joystick puede montarse en el apoyabrazos derecho o izquierdo, según prefiera la persona que lo utilice.

Sensores de seguridad: situados sobre el apoyapiés y sobre el carro, detienen suavemente el asiento salvaescaleras en caso de obstáculos en las escaleras (sistemas antichoque y anticizallado, es decir anti-corte).

Cinturón de seguridad: es fácil de usar, y ayuda a la persona anciana adaptándose al tamaño de su cuerpo.

Replegable en un único gesto: un único y simple gesto, elevar un apoyabrazos, permite plegar simultáneamente el asiento salvaescaleras, el segundo apoyabrazos y la plataforma apoyapiés, sin necesidad de inclinarse.

Asiento giratorio: un cómodo mando que, al ser pulsado, permite hacer girar el asiento al pie de la escalera y en lo alto de la misma, para subir y bajar en modo fácil, cómodo y seguro.

Mando a distancia a infrarrojos: sin necesidad de cables se puede llamar al piso inicial o al piso de llegada el salvaescaleras Capri.

La batería se recarga continuamente y asegura el uso incluso en caso de corte de la electricidad.

Descargar el folleto descriptivo
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *